Tema del trabajo: Giardia Duodenalis Asignatura: Agentes vivos de mayor prevalencia en Chile Tecnología Medica Universidad Andrés Bello Integrantes:Tatiana Espinoza - Karen Leiva - Katherine Soto

Sistematólogia
· Depende del numero de parásitos.
· Calidad antigenica de la cepa parasitaria.
· Factores dependientes del huésped.
· Acidez gástrica
· Motilidad intestinal.
· Calidad de respuesta imnume.
· Equilibrio de factores del parásito y el huesped.
Fase aguda:
· Nauseas, vómitos, diarrea acuosa, dolor abdominal epigástrico.
· Anorexia marcada, dura de 3 a 4 días.
· Sin tratamiento tiende a la cronicidad.

Fase crónica:
· Diarrea ( 4 a 5 veces por día), pastosa de mal olor.
· Anorexia, dolor abdominal, baja de peso.
· Cuadro indefinido si no hay tratamiento.
El espectro clínico de la infección por G. Duodenalis varía de acuerdo a la intensidad de la infección, la cepa del parásito y el estado inmunológico del paciente. Oscila desde casos asintomáticos hasta casos con diarrea severa y persistente asociada con malabsorción.
La forma aguda se caracteriza por tener un inicio brusco, con diarreas malolientes y acuosas que tienden a flotar en el agua. Es frecuente la aparición de nauseas, vómitos y distensión abdominal, así como dolor en región epigástrica. No aparecen signos de invasión de la mucosa como sangre en las heces o fiebre. La presencia de moco en las heces no suele reportarse, a no ser por la existencia de otras parasitosis o enfermedades que así lo justifiquen. La Giardiosis aguda suele ser autolimitada en un periodo de 2 a 7 días; sin embargo, puede prolongarse y desarrollar cuadros diarréicos subagudos o crónicos.La forma crónica de la infección se caracteriza por periodos diarréicos con heces pastosas y espumosas acompañadas de flatulencia y meteorismo que alternan con periodos en que las deposiciones son aparentemente normales. En algunos pacientes la infección cursa con malabsorción y las consecuencias clínicas que de ella se derivan
Es conocido que G. Duodenalis puede conducir a trastornos de la absorción intestinal y, producir estados deficitarios de tal magnitud que conduzcan a desnutrición. Sin embargo, es también conocido que los estados de desnutrición asociados a deterioro del sistema inmunitario de mucosas predisponen a las infecciones por parásitos intestinales. Lo anterior evidencia que los daños que se observan al parecer es multicausales y dependen de múltiples fenómenos que coinciden en el tiempo en una misma persona o población.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home